ISSN:1606-4925

Untitled Document

Fundamentos básicos del Proyecto de Diseño de la Red de Gestión del Conocimiento Martiano

Basic fundamentals of the design project of the Knowledge Management Network on Marti

Recibido: 22/11/2013 | Aceptado: 8/02/2013 | Publicado: 1/04/2013

Yudeisy Pérez-González 1*

1* Centro de Estudios Martianos. Biblioteca Especializada. La Habana. Cuba. Correo-e: yudeisy200731@gmail.com

Resumen: En el presente trabajo se introducen algunos elementos que fundamentan al hombre como actor principal y su conocimiento como recurso esencial de las organizaciones actuales, complementados con el valor agregado que proporcionan las Tecnologías; lo cual engloba la trilogía principal de la Gestión del conocimiento como Proceso exitoso. La diversidad de tipos de instituciones que han apostado por este estilo de trabajo y la efectividad del Trabajo en Redes como Dimensión Superior, son algunos de los aspectos que se abordan. Se ejemplifica con la dinámica establecida entre las instituciones martianas y se fundamentan las acciones realizadas, los eventos acontecidos y la cultura organizacional alcanzada con conceptos y definiciones de algunos autores sobre las Redes de Conocimiento y sus clasificaciones, constituyendo el fundamento básico del Diseño de la Red de Gestión del Conocimiento Martiano que es el contenido de una investigación en Desarrollo.

Palabras clave: Redes de Conocimiento, Gestión del Conocimiento; Gestión

Abstract: Some elements supporting the man as lead actor and his knowledge as an essential resource at today's organizations, supplemented by the added value provided by technologies are introduced in this paper. The above mentioned elements make up the main trilogy of knowledge management as a successful process. The diversity of institutions betting for this style of work and the efficacy of network work as a higher dimension are some of the aspects addressed here. The dynamics established between Marti institutions and the actions undertaken, the events taking place and organizational culture achieved with concepts and definitions of some authors on the knowledge networks and their classifications are used as examples.  All of them constitute the basic foundation for the design of the Knowledge Management Network on Marti which is the content of a research in progress.

Key words: Knowledge Networks, Knowledge Management, Management

Introducción

Una de las tesis más comunes y certeras, en la actualidad alrededor de las instituciones y entornos profesionales es “el conocimiento constituye el recurso organizacional más valioso” lo cual se sostiene en esta investigación, potenciado con los procesos de optimización a los que se somete dicho recurso, ofreciendo resultados tangibles, apreciables en la cultura y en el desempeño organizacional.

El Hombre, es el actor principal de la vida institucional, posee y debe poner en función de la institución, el conocimiento necesario para apoyar los procesos que ocurren y tributan al cumplimiento de los objetivos, para facilitar la toma de decisiones; proporciona la energía necesaria para adaptarse a las circunstancias corporativas propias del entorno en el que se insertan las instituciones profesionales y garantiza que la organización cuente con una cultura gerencial que constituye una sólida base que valida el uso óptimo de la información y la necesidad de identificar, utilizar y conservar el conocimiento colectivo, que forma parte del patrimonio institucional.

Los espacios profesionales en los que se han observado resultados de la aplicación y desarrollo de este proceso son diversos; las empresas e instituciones productivas, exhiben resultados muy notables, también de manera natural se han desarrollado en centros de investigación e instituciones académicas, demandando de orientación profesional la intencionalidad de organizar las acciones y actividades concretas que tributan al éxito que se espera.

Sirva de motivación para insertar en la dinámica de las organizaciones esta cultura de trabajo, la siguiente afirmación de (Davenport y Prusak, 1998) “Una organización que aspire a competir con éxito en el entorno actual debe aprender a aprender, debe hacer explícitos los procesos que permiten incorporar la información pertinente y relevante de que  dispone, debe aplicar con creatividad e iniciativa las experiencias y el saber que ofrecen, en primer término, sus propios integrantes, sus proveedores, los grupos de interés y los clientes, es decir, la sociedad en su conjunto y más específicamente aquellos sectores en los que dicha organización actúa”

Tomando como premisas, las  diversas ideas que se generan de la afirmación anterior, se ilustra la importancia que representa -para todo conjunto de personas que tienen un interés profesional común y para cumplirlo se trazan objetivos y constituyen una organización- identificar, analizar, localizar y representar las potencialidades de los recursos humanos con sus competencias y habilidades, sus vivencias dispuestas en función del avance organizacional y su relación con entidades a fines, con el propósito de distinguirse en su entorno inmediato.

Los elementos anteriores, se aplicarán a las instituciones martianas y a las organizaciones que se han generado del trabajo de cada una de ellas -que se han establecido y desarrollado paulatinamente, manteniendo su esencia y su capacidad de rendimiento en función de los objetivos planteados y las estrategias trazadas para su cumplimiento- y de su necesaria interacción, pues inevitablemente han ido estableciendo lazos, propiciando espacios y obteniendo resultados comunes que amplían su connotación social.

Existe una gran diversidad de instituciones de diferentes características que se dedican al estudio, divulgación y tratamiento de la obra de José Martí; se realizan diferentes eventos científicos, profesionales; se imparten talleres, cursos; se editan documentos didácticos, informativos, entre otras acciones y resultados de manera espontánea, pero no existe sistematización en estos procesos

Las redes pueden ser concebidas como un contexto de aprendizaje, como un sistema de comunicación, o como un medio de integración. (Matilde Luna y José Luis Velasco, 2005); pudiendo coexistir las tres funciones, lo cual constituye la guía para el desarrollo de esta ponencia tiene como objetivo general fundamentar el proyecto de diseño de la red de gestión del conocimiento martiano, con elementos teóricos y conceptuales que potencien su resultado.

Método y resultados

Se presentan sintéticamente las esencias de combinar los métodos  de investigación histórico-lógico para estudiar la evolución de los principales criterios sobre las redes de conocimiento y los términos semejantes que las definen, con el analítico-sintético para analizar cada una de las partes y elementos que componen las redes desde su definición inicial, transitando por los diferentes componentes hasta abordar las interpretaciones actuales, relacionándolos con la caracterización de la red en cuestión.

El proyecto de investigación que se fundamenta, está dirigido a diseñar una red de gestión del conocimiento social e institucional que se genera sobre José Martí: pensador, investigador e intelectual a quien le ha valido la condición del más universal de los cubanos por haber legado una vasta obra que trasciende todas las esferas de la  sociedad y varias disciplinas de la ciencia.

Mediante la consulta de investigaciones anteriores y exploración de la realidad sobre el tema, se propone la creación de un marco teórico acerca del diseño de redes, la gestión de conocimiento generado por las instituciones y sus investigadores que se dedican a trabajar obras de autores específicos y cuales son los espacios virtuales o físicos que se establecen para potenciar  dicho conocimiento.

Se obtiene una relación de las instituciones e investigadores dedicados a indagar sobre la vida y obra de José Martí, se determinan los sectores temáticos y aspectos que caracterizan a cada uno, se ofrecen las disponibilidades de conocimientos, además se determinan los vínculos existentes entre los actores institucionales y personales y se proponen nuevos espacios de interacción, sobre la base del análisis e interpretación de los resultados, se proponen las características de la red y sus principales actividades.

El análisis de las redes sociales constituye una corriente de investigación que surge en los estudios sobre las ciencias y particulariza en las relaciones entre actores y redes; coinciden varios autores en citar un trabajo de Nicholas Mullins que data de 1968 como pionero al referir la aplicación de este tema en la sociología de las ciencias, seguido de una larga historia, anclada en la antropología, la psicología social, el análisis matemático de grafos y la sociología interaccionista, (Grossetti, 2007)

En las mencionadas teorías, se le concede mayor valor a las relaciones sociales que a las potencialidades individuales, se interpreta este elemento como la tendencia de composición del mundo actual, proporcionándole prospectivamente garantía de permanencia al considerar que el futuro de los países en desarrollo depende cada vez más de redes eficientes y sistemas alternativos de conocimiento para aumentar la eficacia y favorecer el desarrollo, además de que se aprecia que las redes constituyen mecanismos de articulación y negociación, en el marco de los cuales una diversidad de actores procuran conciliar intereses a menudo disímiles, en pos de un interés común. (Rodríguez, 2010).

Suele derivarse del análisis de la literatura especializada sobre el tema, que los beneficios de gestionar el conocimiento en red resultan fundamentalmente sociales o culturales por encima de lo económico. (Bustelo y Amarilla, 2001)

En el caso de la red que se diseña, se evidencia la importancia social y cultural para Cuba y América Latina fundamentalmente, uniéndosele investigadores de otros países como Estados Unidos, Puerto Rico, entre otros que se han dedicado a establecer análisis de la obra de José Martí, a interpretar la utilidad del caudal informativo que contiene a partir de sus realidades y aplicar los mensajes, enseñanzas y opiniones en sus regiones.

Otros de los resultados apreciados es la divulgación de los vínculos del pensamiento martiano y su influencia o presencia en el comportamiento o en la obra de próceres, estudiosos y personalidades nativas así como la relación de contenidos desde diferentes dimensiones.

Particularizando en la importancia para Cuba, se puede ejemplificar en la intención propiciada a todo nivel de enseñanza y formación escolar, desarrollado en múltiples recursos entre los que se encuentran: Los Cuadernos Martianos, La Edad de Oro que se entrega como regalo y material de estudio al concluir la enseñanza primaria.

Se han desarrollado diferentes recursos informáticos para trasmitir la Obra de José Martí, es fundamental la labor del docente o educador para guiar el uso óptimo de todos los recursos y el cumplimiento de sus objetivos. El portal José Martí es un recurso constante de actualización y divulgación de la labor de los estudiosos e interesados en la obra de Martí.

El Movimiento Juvenil Martiano es la estructura que la Unión de Jóvenes Comunistas ha creado para potenciar entre los jóvenes miembros de la sociedad, el estudio, la investigación, y la divulgación de la vida y la obra del héroe nacional de Cuba y de los más altos valores de la nación cubana.

Para garantizar el alcance de estos propósitos, han dispuesto la creación en las escuelas de aulas, cátedras, bosques y jardines martianos en los cuales realizan encuentros e intercambios sobre temas específicos; también convocan a participar en diversos concursos en diferentes modalidades según la edad y el nivel escolar relacionados con la vida del maestro. Este movimiento propicia un real y necesario vínculo de los procesos que se realizan con la familia, lo que garantiza un impacto social inestimable.

Existe un ya tradicional evento que se celebra anualmente desde 1972 en Cuba, El Seminario Juvenil de Estudios Martianos, ocurre en diferentes etapas que constituyen verdaderas fiestas del conocimiento y la cultura (Reglamento del Movimiento Juvenil Martiano, 1989) en los diferentes niveles escolares y regionales, se crean múltiples comisiones de trabajo para analizar los estudios sobre la obra martiana desde los enfoques temáticos del contexto nacional e internacional en cada ocasión que se desarrollen.

Faloh (2002) plantea que el concepto de redes “en un ambiente social y profesional se emplea comúnmente para referirse a trabajo coordinado” y desde este punto las define como “asociaciones de interesados que tienen como objetivos la consecución de resultados acordados a través de la participación y colaboración mutua”.

Es apreciable la primera parte del planteamiento anterior, determinando el alcance del trabajo coordinado institucional de la Red de Gestión del Conocimiento Martiano, si se menciona, en lo fundamental: La Biblioteca Nacional José Martí, La Fragua Martiana, El Centro de Estudios Martianos, La Oficina del Programa Martiano, institución histórico–cultural adscripta al Consejo de Estado surgió el nueve de abril de 1997, El Museo Casa Natal de José Martí, El Memorial José Martí de la Plaza de la Revolución,  La Casa de las Américas, La Sociedad Cultural José Martí, La Brigada José Martí de Instructores de Arte; todas instituciones que constituyen ejemplo del trabajo coordinado en función de un tema tan sensible y con profundos efectos sociales.

Para validar el segmento final de la referencia anterior, -en el caso que nos ocupa- se menciona El Comité de Instituciones Martianas, el Consejo Nacional de Cátedras Martianas, La Red Internacional de Cátedras Martianas, la Casa de Nuestra América José Martí de Caracas en la República Bolivariana de Venezuela, en este caso vinculado al Pensamiento del Libertador, Simón Bolívar, como entidades en busca de objetivos consecuentes mediante la participación y la colaboración las cuales generan encuentros sistemáticos y permanentes para profundizar en el pensamiento del Apóstol.

La Fundación Ezequiel Martínez Estrada José Martí de Bahía Blanca, Argentina, vinculada a la Cátedra Martí-Martínez Estrada de la Universidad Nacional del Sur le ha dedicado varias líneas de investigación relacionadas con la influencia del pensamiento de este intelectual luego de interactuar con la obra de Martí y de vivir un notable período en Cuba.

Redes académicas y científicas integradas por personas que “conforman equipos de estudio y de trabajo para compartir informaciones, experiencias, documentación y diversos recursos; con el fin de lograr objetivos específicos en algún área del conocimiento. (...) Se basan en el trabajo cooperativo, con altos niveles de participación entre pares académicos de una o varias universidades, (...) en ellas se desarrolla un aspecto determinante en el trabajo científico: el intercambio crítico de conocimientos y experiencias” (Lopera, 2000).

El Centro de Estudios Martianos, trabaja de forma cohesionada y coordina metodológicamente la actividad de diferentes entidades que se dedican al estudio, profundización y desarrollo de la producción de la obra de José Martí; es una institución académica, de generación, difusión y utilización del conocimiento sobre esta temática. Insertado en una sociedad que tiende a la transformación hacia una Sociedad del Conocimiento por lo que los aspectos conceptuales que sostienen esta denominación no le son ajenos.

Los investigadores de esta institución han cultivado un gran prestigio internacional, siendo convocados sistemáticamente para impartir docencia y realizar estancias investigativas en diferentes países, también se imparten cursos en la sede de esta institución a cubanos y extranjeros. Han recibido cursos de pregrado y postgrado estudiantes de Noruega, Puerto Rico, España, Francia, Japón, Estados Unidos. No sólo de la Obra de Martí, sino de actualidad nacional, música, arte y otras modalidades tomando como referencia los Textos del Maestro.

Anualmente se ofrece un curso de postgrado, fundamentalmente sobre una temática martiana, en función de la demanda, de la temática de un evento científico que ocurre en la Feria Internacional del Libro de La Habana o del orden de importancia que se identifique, la matrícula suele ser de más de cien profesores, periodistas e investigadores de diversas ramas y niveles profesionales y de enseñanza, el rendimiento académico es superior al 80 %. La evaluación del claustro ha sido muy positiva, suele ocurrir que la demanda para cada siguiente curso aumenta en función de la divulgación y el prestigio que genera.

Las redes de conocimiento se definen también como un mecanismo de intercambio social que relaciona a diferentes organizaciones o individuos:

  1. Para promover el intercambio de información.
  2. Compartir metodologías y prácticas de trabajo.
  3. Colaborar en iniciativas tales como la capacitación, investigación y desarrollo.
  4. Acumular conocimiento basado en las complementariedades, la reciprocidad y el intercambio (redes de conocimiento creando capital social de oportunidades organizacionales dispersas, 2003)

Existen convenios profesionales entre las cátedras en el exterior y algunas instituciones martianas, periódicamente realizan intercambio de especialistas que asisten con un programa de cursos formativos, conferencias y talleres que enriquecen las experiencias sobre la base del conocimiento que generan y adquieren en las estancias. La posibilidad de asistir a cursos de capacitación, a intercambios y encuentros de las asociaciones profesionales son otros espacios que garantizan la interacción, el intercambio social y las relaciones interpersonales e institucionales.

Los concursos especializados a diferentes niveles escolares y sociales que se convocan anualmente y los jurados se seleccionan entre los especialistas, investigadores y profesores de las instituciones martianas, los tribunales profesionales del Seminario Juvenil Nacional Martiano  constituyen ejemplos de iniciativas de desarrollo para compartir y valorar conocimiento.

No sólo los investigadores reciben cursos de capacitación y desarrollo, el personal de las áreas de apoyo también participa y realiza acciones investigativas y de capacitación, vinculando especialistas y profesionales de entidades afines que propician optimizar las profesiones en función de las experiencias planteadas y adquiridas en este tipo de eventos.

Si se aplicara el punto de vista de Artiles (2002) en sus dos variantes, es perfectamente observable, pues por una parte, plantea que para un investigador es un “agrupamiento comunicacional y participativo entre un grupo de individuos que intercambian información, conocimientos, ideas y experiencias; cuyas relaciones se establecen con miras a cooperar para un fin común, ya sea un proyecto de investigación, un tema de trabajo, la preparación de una actividad docente, la cooperación y desarrollo”.

En el Centro de Estudios Martianos se organiza el trabajo por proyectos, entre otras razones por subordinarse metodológicamente al Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente y ser este el estilo de trabajo que dispone para las instituciones que por él se rigen, el mismo está organizado en grupos de investigación especializados aunque en múltiples actividades se vinculan e interactúan demostrando la universalidad de los temas.  Los coloquios anuales que se convocan como encuentros para exponer los resultados del trabajo que se realiza, las investigaciones que se inician y los resultados que en alguna medida se van obteniendo, son ejemplos tangibles que tributan a la propuesta referida en el párrafo anterior.

Por otra parte, Artiles establece que para un documentalista (bibliotecario, especialista en información, archivólogo, etcétera) una RC es un “agrupamiento de personas e instituciones dedicadas a la producción y difusión de la información sobre un tema determinado, cuyo énfasis es la información y que facilita prestar servicios al conjunto de usuarios interesados en un área del conocimiento determinada”.

Lo anterior se aprecia en el papel que han asumido estas profesionales en la dinámica del Centro de Estudios Martianos, además de los servicios tradicionales de una biblioteca, se han dedicado a ofrecer cientos de servicios de referencia al año, recibidas las inquietudes que en ocasiones constituyen investigaciones propiamente dicho por múltiples vías: personalmente, por teléfono, por correo electrónico.

Se elaboran bibliografías especializadas de estudiosos de la obra martiana, se creó y mantiene sistemáticamente un boletín para divulgar las nuevas adquisiciones y comentar documentos que pueden interesarle a los usuarios o servir como referencias para trabajos en desarrollo. Las bibliotecarias se vinculan a los cursos especializados para conocer el dominio temático en el que se desarrollan como profesionales y crearon el Taller Internacional de Bibliotecas Especializadas para nutrirse de las experiencias de colegas de instituciones semejantes, para divulgar sus experiencias y para enriquecer el desempeño en función de las tendencias y novedades del área de conocimiento a la que se dedican.

El proceso interactivo implica un proceso social complejo de aprendizaje que requiere interacciones seguidas. Por otra parte, el profundizar en las interacciones requiere una mejora continua de los códigos de la intercomunicación. Consecuentemente la identificación cooperativa de preexistentes vínculos entre los actores con capacidades complementarias, se constituye en una ventaja importante”(Álvarez, 2004).

Hasta este momento se han ofrecido un conjunto de elementos que demuestran las múltiples instituciones existentes y la gran diversidad de actividades y espacios en los que interactúan y se relacionan, constituyendo una red de acciones y elementos que generan conocimiento sobre un dominio temático específico. Las acciones son crecientes y continuas con una intención manifiesta de superar la calidad y las prestaciones en la dinámica sistemática.

En general se caracterizan las redes de conocimiento por la presencia de una firma articuladora (núcleo), por el elevado nivel y el carácter sistémico de las competencias endógenas generadas y por la importancia alcanzada por la circulación de información y conocimiento entre los integrantes”(Yoguel, 2003).

Coincide con la propuesta de Pérez (2009) La red debe estar compuesta además por un núcleo que se encarga de buscar estrategias que garanticen la divulgación de los conocimientos adquiridos al interior de la red, de coordinarla, con el fin de garantizar a su vez el cumplimiento de cada uno de sus objetivos y controlar todas las actividades que se realizan en ella.

Respecto a lo cual, resulta interesante señalar que el Centro de Estudios Martianos parece resultar un elemento clave en todos los ejemplos que se han expuesto, de modo que pudiera asumirse que constituye un pilar núcleo, en  coherencia con la variante que se expone en la siguiente referencia; siendo necesario acotar que estos elementos se demostrarán a partir de la aplicación de Herramientas y Técnicas de las Redes sociales en etapas posteriores del proyecto.

Para que exista una red, en este caso relacionada con el aprendizaje superior, se necesita un entramado de personas, tecnologías e instituciones; donde el elemento más importante lo constituye el factor humano desde el momento en que se decida compartir recursos o cooperar en su creación (Pérez, 2009).

Las RC facilitan la construcción de capital social. Los intercambios basados en pilares de reciprocidad y confianza aceleran y mejoran el aprendizaje de todos los participantes y llevan a una ganancia neta de conocimiento con un sentido dinámico. “Son asociaciones de interesados que tienen como objetivos la consecución de resultados acordados a través de la participación y colaboración mutua”(Sebastián, 2000)

Las ideas anteriores se pueden concretar en las acciones fundamentales que pudieran representar los modos de hacer tangible los encuentros interpersonales, institucionales y de intercambio de información, conocimiento, experiencias y generación de proyectos en función de los temas abordados, constituyendo en lo fundamental: coloquios, tertulias, talleres, conciertos, conferencias, exposiciones, premiaciones de concursos, encuentros con la historia y presentaciones de libros sobre la vida y obra del maestro, recorridos por la ruta del joven Martí, y actividades comunitarias.

Otros modos de vincularse a otras redes y de contribuir a asociaciones de intercambio profesional, impartición de ponencias, conferencias específicas y mesas redondas o paneles especializados lo constituyen las organizaciones como CLACSO (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales), LASA (Asociación de Estudios Latinoamericanos), ASCUBI (Asociación Cubana de Bibliotecarios) que generan múltiples espacios que garantizan la sistematicidad en el tiempo para que no se cierren los ciclos de debate y creación.

Otro modo de establecer redes de personas, unidas por los intereses profesionales y por los méritos comunes en función de una causa, lo constituyen los diversos premios que entregan los organismos y las instituciones: la Orden José Martí, condecoración más alta del Estado Cubano, La Corona de Laurel, máxima distinción que concede el Museo Fragua Martiana, Pensar es Servir del Centro de Estudios Martianos, La Utilidad de la Virtud de la Sociedad José Martí, deteniéndonos en el ámbito nacional.

Convencida de que las redes lo son en esencia por las relaciones que se establecen y entendiendo la necesidad de manifestarlo, continuará este proyecto con la demostración a partir de aplicar herramientas y técnicas de las Redes Sociales, acciones principales a realizar en etapas siguientes.

Conclusiones

La teoría de las redes, data de inicios del Siglo XX, tiene varias interpretaciones aplicadas a diferentes dominios de las Ciencias Sociales y cuenta con una gran diversidad de conceptos y definiciones  que guían la interpretación de las redes en sus diferentes clasificaciones.

Los autores estudiados caracterizan las redes desde la experiencia y el campo temático en el que se desempeñan pero por lo general coinciden en que deben estar compuestas por Personas, deben existir intereses comunes y se requiere de información, intención y recursos tecnológicos u otros espacios para el desarrollo.

Las actividades que se realizan, la investigación que llevan a cabo, los resultados obtenidos y las relaciones con que cuentan las instituciones martianas constituyen un dominio propicio para asegurar que existe una red mediante la cual se gestiona el conocimiento martiano pero debe ser organizada y diseñada para optimizar su funcionamiento.

Los elementos expuestos en este trabajo deben validarse con la aplicación de herramientas y técnicas de la teoría de redes sociales para representar adecuadamente la Red de Gestión del Conocimiento Martiano y los indicadores de análisis que de ella se generan.

Bibliografía

Álvarez, J. C. (2004) Gestión del conocimiento y desarrollo regional. Seminario Iberoamericano para el intercambio y la actualización en Gerencia de Ciencia y Tecnología. En: IBERGECYT 2004. La Habana. [en línea]. http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/gerl/gescondesreg.htm [Consultado: 14 de enero 2010].

Artiles, S. (2002) Las Redes del Conocimiento como Producto de la Gerencia de Información en Ambientes Académicos. En Faloh Bejerano, R.; Fernández de Alaiza, M.C. Gestión del Conocimiento: concepto, aplicaciones y experiencias. Empresa de la Gestión del Conocimiento y La Tecnología, La Habana.

Bustelo, C., y Amarilla, R. (2001). Gestión del conocimiento y gestión de la información. Boletín del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, 8(34), 226-230.

Davenport, T. y Prusak, L. (1998). Working Knowledge. Harvard Business Scholl Press. Boston

Faloh Bejerano, R. (2002) Redes del Conocimiento. Empresas de Clase en Cuba. En: Faloh Bejerano, R.; Fernández de

Alaiza, M. C. Gestión del Conocimiento: concepto, aplicaciones y experiencias. La Habana: Empresa de la Gestión del Conocimiento y La Tecnología, La Habana

Grossetti, M. (2007). Reflexiones en torno a la noción de red. REDES, 12(25), 85-108.

Lopera, H. (2000) Integración de Redes de Conocimiento: Bibliotecas Universitarias. [en línea] http://www.udea.edu.co/hlopera/irc.html [Consultado: 14 de julio de 2010]

Luna M.  y Velasco, J. L. (2005). Redes de conocimiento: principios de coordinación y mecanismos de integración. RICYT-CYTED, Buenos Aires

Pérez, Y. y Castañeda, M. (2009) Redes de conocimiento. Ciencias de la Información 40(1), enero-abril, 3-20.

Reglamento del Movimiento Juvenil Martiano (1989)

Rodríguez, R. M. (2010). Propuesta de estrategia para la gestión de aprendizaje en la red de actores del sector agropecuario. Municipio Mayarí. Tesis en Opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias de la Información. Granada, España.

Redes de conocimiento creando capital social de oportunidades organizacionales dispersas (2003). [en línea] http://www.equilibrio.ca/espanol/featutenetworks.html  [Consultado: 18 de enero de 2010]

Sebastián, J. (2000) Las redes cooperación como modelo organizativo y funcional para la I+ D. Revista Argentina Redes., 7(15), 97-111.

Yoguel, G. (2003) Redes de conocimiento. [en línea]. http://www.enlaceweb.net/pipermail/interlink/2003-February/000659.html [Consulta: 14 de enero de 2010]

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c)